ME Consultores

Estar bien asesorado marca la diferencia

CRITERIO DE CAJA – RECC

Este mes de Diciembre habrá que optar, si le interesa, por el RECC.

Si tiene dudas, estamos a su disposición para cuantas cuestiones considere convenientes.

Tenga en cuenta que en función de la estructura de ingresos y gastos que usted tenga en su empresa y de los plazos de cobro y pago puede resultar mas o menos beneficioso. Igualmente asegúrese de que sus clientes no le van a penalizar comercialmente si opta por aplicar este nuevo criterio.

La Agencia Tributaria en su página web, responde a una serie de preguntas frecuentes en relación con el RECC. (Acceda a ellas)

A modo de ejemplo vemos que si usted factura 20000 euros (que cobra a 80 días) y tiene compras por 10000 euros (que paga a 60 días), el ahorro financiero es de 7000 euros. Si quiere hacer sus propias estimaciones acceda a la sección ficheros de interés de nuestra web.

recc

 

EN QUE CONSISTE

Se retrasa el devengo y la consiguiente declaración e ingreso del IVA repercutido en la mayoría de sus operaciones comerciales hasta el momento del cobro, total o parcial, a sus clientes, con la fecha límite del 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que las mismas se hayan efectuado.

El derecho a la deducción de las cuotas soportadas nace en el momento del pago parcial o total o si este no se ha producido, el 31 de diciembre del año inmediato posterior.

 

Al mismo tiempo, si aunque no estemos en el RECC, recibimos una factura de alguien que hubiera optado por el RECC, no  podremos deducir el IVA hasta el momento del pago, debiendo acreditar este momento.

OPCION: La opción por la aplicación del RECC se hará en el mes de diciembre anterior al año en surta efecto, prorrogándose año a año.

RENUNCIA: se hará en el mes de diciembre anterior al año en surta efecto. Tendrá efecto por un mínimo de tres años

EXCLUSION. Quedarán excluidos aquellos sujetos pasivos

¨ cuando el volumen de operaciones durante el año natural haya superado 2.000.000. eur. ó

¨ cuando los cobros en efectivo respecto de un mismo destinatario durante el año natural supero 100.000 eur

 

OBLIGACIONES REGISTRALES.

En las facturas emitidas ha de aparecer la mención de “régimen especial del criterio de caja”

En el libro de facturas expedidas ha de incluirse:

¨ Las fechas de cobro total o parcial, el importe e indicación de la cuenta bancaria o medio de cobro utilizado

 

Si recibimos una factura de alguien que esté en el RECC, no se podrá deducir el IVA hasta el momento del pago y anotaremos en el libro de facturas recibidas:

¨ La fecha de pago, parcial o total de la operación con indicación del importe y medio de pago así como la mención “régimen especial del criterio de caja”

 

Las operaciones a las que sea de aplicación el RECC se asentarán el los libros registros en los plazos establecidos como si a dichas operaciones no les hubiera sido de aplicación dicho régimen especial, sin perjuicio de los datos que deban completarse en el momento en que se efectúen los cobros o pagos totales o parciales.

Imagen2

EJEMPLOS RECC

Exponemos a continuación algunos ejemplos que nos han parecido interesantes, extractados de la revista CEF del mes de diciembre

Inicio de Actividad:

Cuando un empresario inicie su actividad el 1 de julio del ejercicio 20X1 y tenga un volumen de operaciones los seis meses de ese año de 600.000 euros, en el ejercicio 20X2 podrá optar por aplicar el régimen especial, dado que el volumen de operaciones del año anterior no supera el umbral previsto en la LIVA, ya que elevándolo al año, su cálculo resultará ser 1.200.000 euros.

 

Volumen de operaciones:

Si un sujeto pasivo acogido al régimen especial realiza una operación de entrega de un bien para otro empresario el 20 de diciembre de 20X1 por importe de 20.000 euros (IVA excluido), y percibe el importe el 1 de marzo de 20X2, esta operación, a efectos de determinar el volumen de operaciones, se tendrá en cuenta en relación con el ejercicio 20X1 y no con el 20X2. No obstante, si se acoge al régimen especial, la operación la declarará en la autoliquidación correspondiente al primer trimestre o al tercer mes, según deba cumplir sus obligaciones trimestral o mensualmente.

 

Dos Actividades:

Un sujeto pasivo que ejerce la actividad de enseñanza secundaria y de asesoría laboral tendrá dos sectores diferenciados. De acogerse al régimen especial, quedarán englobadas tanto una como otra, si bien es cierto que por la primera no existen cuotas devengadas, ni se genera el derecho a la deducción, por lo que no deben declararse.

Volumen de operaciones:

Un sujeto pasivo tiene en 20X1 un volumen de operaciones de 1,9 millones de euros, en 20X2 de 2,2 millones de euros y en 20X3 de 1,8 millones de euros. Podrá optar en el mes de diciembre de 20X1 por aplicar el RECC en 20X2. Quedará excluido y no podrá aplicarlo en 20X3; y en diciembre de este ejercicio podrá optar por su aplicación nuevamente en 20X4.

 

Localización operaciones:

Si una persona física profesional, con residencia en el territorio de aplicación del impuesto, dedicado a la traducción, presta sus servicios de traducción del inglés al español para una editorial localizada en Argentina, sus operaciones se localizarán en este último Estado, por lo que no realizará ninguna operación que quede comprendida dentro del ámbito objetivo del RECC, dado que todas las operaciones se localizan fuera del territorio de aplicación del impuesto. No resulta lógico en este caso optar por la aplicación del régimen especial

Localización operaciones:

Una sociedad mercantil dedicada a la redacción y dirección de obras de arquitectura redacta los proyectos y lleva la dirección de las obras relativas a unos edificios en Canarias y en unas localidades peninsulares de España. Las primeras operaciones no se incluirán en el ámbito objetivo del régimen especial de caja, mientras que las realizadas en el territorio de aplicación del impuesto se engloban en el perímetro objetivo del régimen.

 

Módulos:

Una persona física, transportista de mercancías por carretera, quedará excluida del RECC siempre que se encuentre dentro del régimen especial simplificado (módulos). Si queda excluida del mismo o renuncia al régimen simplificado, podrá aplicar el RECC.

 

Dos Actividades:

Una persona física que ejerce la profesión de la abogacía tiene también unas tierras de cultivo, teniendo dos sectores diferenciados de la actividad, ya que la segunda se encuentra acogida al régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca. Podrá aplicar el RECC solo por la primera actividad (que constituye un sector diferenciado).

 

Dos Actividades:

Una persona física que ejerce la profesión de la abogacía tiene también unas tierras de cultivo, teniendo dos sectores diferenciados de la actividad, ya que la segunda se encuentra acogida al régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca. Podrá aplicar el RECC solo por la primera actividad (que constituye un sector diferenciado).

Localización operaciones:

Cuando una sociedad mercantil transmite una mercancía con destino a un empresario portugués y la mercancía se transporta al Estado miembro del destinatario, la operación quedará excluida del RECC.

Localización operaciones:

Si un empresario establecido en el territorio de aplicación del impuesto, con derecho a la deducción de las cuotas soportadas, adquiere de un empresario italiano determinada mercancía, transportándose desde Italia a España, esta AIB quedará excluida del RECC.

 

Inversión del Sujeto Pasivo:

Un empresario acogido al RECC, dedicado a la ingeniería informática, recibe una prestación de servicios de asesoría informática de un profesional de Dinamarca (no cuenta con establecimiento permanente en España). La operación tributará en el territorio de aplicación del impuesto por la regla de localización prevista en el artículo 69.Uno.1.º; y el sujeto pasivo por inversión será el empresario español que deberá declarar el IVA devengado y podrá deducirse la cuota correspondiente a esta operación, que quedará excluida del RECC.

 

Inversión del Sujeto Pasivo:

Un agricultor establecido en Villaviciosa transmite un terreno rústico a una sociedad mercantil radicada en la misma localidad, acogida al RECC. Como la adquirente va a afectar la adquisición a una actividad que genera el derecho a deducir (cultivo ecológico de plantas aromáticas) se renuncia a la exención prevista en el artículo 20.Uno.20.º de la LIVA. El sujeto pasivo por inversión es la sociedad mercantil [art. 84.Uno.2.º e) de la LIVA] y la operación quedará excluida del RECC.

 

Importaciones: Si un empresario importa mercancía procedente de Chile, con entrada por la aduana de Gijón (España), despachándose a libre práctica, será la aduana quien liquidará el impuesto ingresándose por el importador a la Hacienda Pública, generando el derecho a la deducción, en la medida en que tenga derecho a ello. La operación quedará excluida del RECC.

 

Autoconsumo:

Un sujeto pasivo que tiene dos sectores diferenciados de la actividad (es abogado en ejercicio por el que se ha acogido al RECC, y tiene unos olivos que cultiva en régimen especial de agricultura, ganadería y pesca) decide transferir un bien desde el sector de la abogacía al de la agricultura (un ordenador). En este caso se produce una operación calificada de autoconsumo interno [art. 9.1.º c) de la LIVA], excluida del RECC.

Autoconsumo:

Si un abogado en ejercicio de su actividad, acogido al RECC, presta un servicio de asistencia letrada a un amigo en un proceso judicial civil, estará efectuando una operación de autoconsumo externo de servicios (art. 12 de la LIVA), excluida del RECC.

En estos dos casos anteriores, los sujetos pasivos deberán declarar la operación e ingresar la cuota devengada en el periodo de liquidación en que se produzca el devengo de acuerdo con las reglas generales del artículo 75 de la LIVA, sin que generen el derecho a deducir las cuotas, dado que en un caso se afecta a un régimen especial que no permite la deducibilidad de las cuotas soportadas y en otro estamos ante una operación de autoconsumo externo.

En qué momento se produce el devengo:

Un sujeto pasivo acogido al RECC efectúa dos entregas de bienes a destinatarios empresarios o profesionales. Los bienes se ponen a disposición de los compradores, uno el 15 de enero de 20X1 y otro el 30 de marzo del mismo año. Se conoce que el destinatario de la primera entrega ha abonado la operación el 30 de julio de 20X1, mientras que el segundo no la abona ni durante el 20X1 ni tampoco durante el 20X2. Si bien la puesta a disposición de los bienes tiene lugar el 15 de enero y el 30 de marzo de 20X1, el devengo de las operaciones tiene lugar el 30 de julio de 20X1 por la primera entrega, debiendo el sujeto pasivo declarar la operación en la autoliquidación correspondiente al tercer trimestre de este ejercicio; mientras que el devengo de la segunda tendrá lugar el 31 de diciembre de 20X2, debiendo declararse en la autoliquidación del cuarto trimestre de ese año, a presentar en el mes de enero de 20X3.

 

En qué momento se produce el devengo:

Un sujeto pasivo acogido al régimen especial presta dos servicios de asesoría jurídica, uno a un empresario acogido al régimen general del IVA, y otro a una persona física no empresario o profesional. Ambos servicios se prestan el 1 de abril de 20X1 y se cobran, el primero, el 1 de agosto y, el segundo, el 1 de octubre de 20X1. El devengo de ambas operaciones se producirá el 1 de agosto y el 1 de octubre, declarándose en las autoliquidaciones correspondientes al tercer y cuarto trimestre respectivamente.

 

En qué momento se produce el devengo:

Un sujeto pasivo acogido al RECC realiza una prestación de servicios que concluye el 2 de marzo de 20X1, percibiendo el importe total de la operación del destinatario empresario o profesional el 1 de septiembre de 20X1. En esta operación el devengo se produce el 1 de septiembre. La factura debe ser emitida por el prestador hasta el 15 de abril de 20X1, indicando en la misma la mención “régimen especial del criterio de caja” y conteniendo la misma el resto de los requisitos del artículo 6 del Reglamento de Facturación (en su caso los del art. 7), entre los que se encuentran la base imponible, el tipo y la cuota. Finalmente, aunque la repercusión se ha hecho constar en factura, se entiende producida el 1 de septiembre de 20X1, momento en que el destinatario empresario o profesional abona la operación.

En qué momento se produce el devengo:

Un sujeto pasivo acogido al RECC adquiere de un proveedor una maquinaria el 1 de junio de 20X1, abonándose la misma el 3 de septiembre siguiente. Dicha maquinaria es vendida a otro empresario el 1 de diciembre de 20X1 y la contraprestación se percibe el 1 de marzo de 20X2. El sujeto pasivo acogido al régimen especial podrá deducir la cuota soportada por la adquisición del bien en la declaración-liquidación correspondiente al tercer trimestre de 20X1, mientras que el IVA devengado por la venta se declarará en la autoliquidación del primer trimestre de 20X2, a pesar de que la entrega tiene lugar en el cuarto trimestre de 20X1.

 

En qué momento se produce el devengo:

Un sujeto pasivo acogido al RECC realiza una prestación de servicios que concluye el 2 de marzo de 20X1, percibiendo el importe total de la operación del destinatario empresario o profesional el 1 de septiembre de 20X1. En esta operación el devengo se produce el 1 de septiembre. La factura debe ser emitida por el prestador hasta el 15 de abril de 20X1, indicando en la misma la mención “régimen especial del criterio de caja” y conteniendo la misma el resto de los requisitos del artículo 6 del Reglamento de Facturación (en su caso los del art. 7), entre los que se encuentran la base imponible, el tipo y la cuota. Finalmente, aunque la repercusión se ha hecho constar en factura, se entiende producida el 1 de septiembre de 20X1, momento en que el destinatario empresario o profesional abona la operación.

 

En qué momento se produce el devengo:

Un sujeto pasivo acogido al RECC adquiere de un proveedor una maquinaria el 1 de junio de 20X1, abonándose la misma el 3 de septiembre siguiente. Dicha maquinaria es vendida a otro empresario el 1 de diciembre de 20X1 y la contraprestación se percibe el 1 de marzo de 20X2. El sujeto pasivo acogido al régimen especial podrá deducir la cuota soportada por la adquisición del bien en la declaración-liquidación correspondiente al tercer trimestre de 20X1, mientras que el IVA devengado por la venta se declarará en la autoliquidación del primer trimestre de 20X2, a pesar de que la entrega tiene lugar en el cuarto trimestre de 20X1.

 

En qué momento se produce el devengo:

Un proveedor, acogido al régimen general del IVA, suministra mercancía el día 30 de marzo de 20X1 a un sujeto pasivo acogido al RECC, abonándose la operación el 1 de julio siguiente La factura es emitida por el proveedor el 15 de abril de 20X1. El proveedor deberá declarar el impuesto devengado en la declaración-liquidación correspondiente al primer trimestre o al mes de marzo, en función del periodo trimestral o mensual en que presenta sus autoliquidaciones periódicas. Por su parte, para el destinatario el nacimiento del derecho a deducir surge el 1 de julio, por lo que podrá ejercitar este derecho a partir de la declaración-liquidación del tercer trimestre o del mes de julio, en el plazo de los cuatro años siguientes a computar desde aquella fecha.

 

En qué momento se produce el devengo:

Un empresario acogido al RECC presta un servicio el día 30 de junio de 20X1 a otro sujeto pasivo acogido al mismo régimen. El abono de la operación se realiza el 30 de septiembre. Ambos empresarios declararán la operación en el tercer trimestre o en el mes de septiembre, en función de la obligación periódica que tengan de presentar autoliquidación trimestral o mensual. Lo importante, frente al supuesto anterior, es que no hay divergencia temporal entre la declaración de la operación por uno y por otro.

 

En qué momento se produce el devengo:

Un sujeto pasivo acogido al RECC adquiere una mercancía a un proveedor el 1 de marzo de 20X1, abonándose la misma el 3 de mayo siguiente. Es vendida a otro empresario sujeto pasivo del impuesto el 30 de abril, pagándose por el destinatario el 30 de octubre. Todos ellos presentan declaraciones-liquidaciones trimestrales. En este caso, el primer proveedor deberá declarar en la autoliquidación del primer trimestre el IVA devengado por la venta; el intermediario, acogido al régimen especial, podrá deducirse el impuesto soportado en la declaración-liquidación del segundo trimestre, declarando el IVA devengado en la autoliquidación del último trimestre del ejercicio; y el destinatario final de la mercancía podrá deducirse la cuota soportada también en la última declaración-liquidación trimestral del ejercicio.

 

Impago: En qué momento se produce el devengo:

Si un proveedor sujeto pasivo del impuesto, acogido al régimen general, entrega un bien a un empresario acogido al RECC el 2 de enero de 20X1, deberá declarar el IVA devengado de esta operación en la declaración-liquidación correspondiente al periodo en que se incluye esta operación, esto es, en la del mes de enero si presenta las autoliquidaciones mensuales, o en la del primer trimestre si lo hace trimestralmente. Para el empresario destinatario, el nacimiento del derecho a deducir nacerá cuando abone efectivamente el precio de la operación al proveedor, total o parcialmente. En el caso de hacer el pago antes del 31 de diciembre de 20X2, nacerá en este momento el derecho a la deducción y podrá ejercitarlo en las declaraciones-liquidaciones a presentar a partir de este momento y durante un plazo de cuatro años. En el caso de no hacer el pago a 31 de diciembre de 20X2 (casi dos años después de producirse el devengo de la operación), el derecho a la deducción nacerá en esa fecha, por lo que podrá ejercitar el derecho en la declaración-liquidación correspondiente al cuarto trimestre o al mes de diciembre (en función del periodo en que debe presentar sus autoliquidaciones) a presentar hasta el 30 de enero siguiente (cuando ya han transcurrido los dos años), y podrá ejercitar el derecho a la deducción también en las siguientes declaraciones, hasta la que debe presentar en el último periodo trimestral o mensual del año 20X6.

 

Impago–Factura rectificativa:

Un sujeto pasivo acogido al régimen especial recibe una prestación de servicios el 2 de enero de 20X1. Ante el impago de la operación, con fecha 1 de septiembre de 20X1 el prestador del servicio (empresa de reducida dimensión), tras el cumplimiento de los requisitos exigidos legal y reglamentariamente, modifica la base imponible de la operación remitiendo con fecha 5 de septiembre factura rectificativa al destinatario. En esta operación, el prestador del servicio habrá declarado el IVA devengado en la auto-liquidación correspondiente al primer trimestre del ejercicio. En la del tercer trimestre procederá a minorar el IVA devengado por la rectificación de la base imponible. Para el sujeto pasivo destinatario, acogido al régimen especial, el nacimiento del derecho a la deducción correspondiente a esta operación surge el 5 de septiembre, por lo que en la declaración-liquidación correspondiente al tercer trimestre declarará un IVA soportado deducible por la cuota soportada y efectuará una rectificación a la baja por este mismo importe, a la vista de la factura rectificativa recibida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 3, 2013 por en FISCAL, IVA.

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: